VG | Assassin’s Creed IV: Black Flag – Reseña


Assassin’s Creed III -a mi parecer- fue una completa basura, es uno de los juegos que más desprecio de la generación pasada. Recuerdo haberlo esperado ansioso y prácticamente contar los días; cuando por fin lo jugué, me aburrió tanto que lo pasé medio dormido, de verdad, lo termine en modo automático, saltándome toda la historia que no pudo atraparme y solo quedándome en la de Desmond Miles, el asesino del presente que salvó al mundo, olvidando así por completo a Connor Kenway, un personaje carente de carisma y personalidad, haciendo ver a su infame padre Haytham como alguien mucho más elaborado.

Cuando anunciaron Assassin’s Creed IV: Black Flag, a casi nada de haber lanzado previamente el III pensé que era una muy mala señal, pensé que iba a ser igual de aburrido y monótono que el anterior. Quiero decir que Ubisoft logró que me tragara mis palabras. Assassin’s Creed IV: Black Flag es una digna secuela de la saga y hace que el amargo sabor de boca que cargaba desde el anterior juego lo olvide.

Dentro del gameplay no hay mucho que aportar, es lo mismo que los anteriores, salvo por sus respectivos detalles como los dardos para jalar a enemigos o colgarlos desde los árboles,o el uso de hasta 4 pistolas.

Nos encontramos en pleno siglo XVIII, en donde la piratería está a la orden del día. Al inicio, estaremos en un barco que se enfrenta a otro y los dos terminan destruidos, los únicos sobrevivientes son Edward Kenway y Duncan Walpole. El segundo nos enteramos que es un asesino que le llevaba información a los Templarios.

A lo largo de la historia, Edward se dará cuenta del error que cometió al darle él la información que había robado del cuerpo de Walpole. Al inicio él sólo pensaba en la fama y la riqueza, pero después corregiría su camino con la ayuda de la Orden de Asesinos.

El nuevo protagonista de la época actual se mantiene anónimo y nunca habla, para poder acceder a los recuerdos ya no es necesario conectarse desde un laboratorio de Abstergo, se creó una sub división llamándose Abstergo Entertaiment, quienes crean experiencias interactivas, y con los recuerdos de Edward Kenway planean lanzar su segundo producto, siendo el primero el videojuego de PS Vita: Assassin’s Creed III: Liberation con Aveline De Grandpré como protagonista.

Sin embargo y como siempre sucede, los planes de Abstergo son mucho más maliciosos pues en lo que en realidad buscan es la ubicación del Observatorio, un aparato que muestra la ubicación y lo que está haciendo todas y cada una de las personas del planeta. Un spoiler menor que viene del anterior juego, es que Desmond Miles muere para poder salvar el mundo del control de Abstergo el 21.12.12  Un tiempo después Abstergo encuentra el cuerpo de Desmond y se lo llevan. Es así como nosotros podemos estar en recuerdos pertenecientes al sujeto 17, sin controlar a Desmond.

Durante la época actual, con nuestro anónimo protagonista seremos contactados por un particular hacker que los fanáticos reconocerán, quien nos ayuda a darnos diferentes niveles de acceso para poder ingresar a nuevas áreas del edificio en el que nos encontramos y así poder hackear las computadoras para poder investigar más sobre la historia y recoger diferentes post-it de las oficinas. Hay tres tipos de acertijos para hackear las computadoras, hacer un bucle infinito en unas esferas, acertar en las ondas sonoras y el último es guiar a una bolita esquivando obstáculos hasta el lado opuesto de la pantalla, a la Frogger.

Las batallas navales son otro de los apartados más grandiosos del juego y es que mejoraron en todos los sentidos a lo visto en el juego anterior. Las mejoras para nuestro Jackdaw van desde mejorar los cañones, incluir cañones secundarios, mejorar los barriles de fuego, incluir morteros y muchas, muchas modificaciones más. El sistema de crafting mejoró y es así como podremos conseguir las mejoras para Edward, cumpliendo varios objetivos de caza como matar a un jaguar, un mono capuchino, etc. También podremos cazar en alta mar a tiburones martillo, tiburón lamia, el gran tiburón blanco,  y por si fuese poco, a ballenas como la ballena blanca, jorobada y la temible ballena asesina.

El apartado gráfico es impecable, haciéndolo un espectáculo visual, como cuando vamos navegando por el mar y se suelta una tormenta, esta generará gigantescas olas que tendremos que librar para evitar que nuestro barco sea dañado y si no lo hemos mejorado, incluso perderemos la partida con una letal ola.

El mundo es gigantesco y contaremos con varias islas pequeñas las cuales podremos explorar y varias ciudades mucho más grandes. Los coleccionables también son bastantes.

En resumen, esto no se siente como una expansión de Assassin’s Creed III que era lo que yo pensaba cuando fue anunciado. Es un juego repleto de contenido y con una gran historia, incluyendo también a uno de los piratas más temidos de todos los tiempos, Blackbeard.

Este juego lo probé en PlayStation 4. Un detalle que me agrado es que el mapa lo podremos controlar por medio del touch pad del Dual Shock 4, haciendo el gesto de pellizcar para acercar o alejar dependiendo de cómo movamos los dedos.

Recomiendo totalmente este juego, es una compra obligada para los fans de la saga. Y para los que se quedaron como yo con el miedo del juego anterior les digo que no teman. Edward Kenway ya llegó para llevarnos a vivir verdaderas aventuras piratas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s