Reseña | Heroes of Cosplay: ¿Drama o diversión?


Me gusta el cosplay.  Hago cosplay.   He escuchado la pregunta de “¿Cuándo vas a crecer y a dejar de vestirte de anímes?” como un millón de veces –por parte de mi madre y sí, les dice anímes en vez de ánimes o animés— y voy por más, porque me gusta y crecer no tiene nada que ver con los gustos y pasatiempos de una persona.

Por esta misma pasión que he sentido por este hobbie, me emocioné mucho cuando escuché la noticia de que se dedicaría un reality show al cosplay, con cosplayers de EE UU.  Igual nunca he sido muy fan de estos programas, pero se trataba sobre uno de mis pasatiempos favoritos.

¿Qué podía salir mal?

Heroes of Cosplay se transmitió en la cadena SyFy.  Con cosplayers como Becky, Chloe –Skydart–, Victoria, Monika Lee, Riki, Holly y Jessica, Jesse y Yaya Han, el programa pintaba para ser entretenido.

De izquierda a derecha: Yaya Han, Jessica, Riki -Ridd1e- y Monika.

Episodio tras episodio, Heroes of Cosplay nos retrata el procedimiento de estos cosplayers –cinco o seis en cada capítulo– por elaborar no sólo un traje, sino accesorios para complementar este y a la vez caracterizarse para presentarse en una convención en otra ciudad.  Por lo general, un cosplayer no vive sólo de cosplay –excepto Yaya Han, ya que ella tiene su compañía de props, publicaciones, calendarios, entre otros productos que derivan de su labor como “Embajadora del cosplay” – y esto puede hacer que te atrases en la confección de tu disfraz o en algún detalle.

Holly y Jessica se especializan en fabricar marionetas y botargas, incluso tienen su propia empresa: Crabcat Industries.

Aquí lo que vemos es eso, por lo general los protagonistas hacen su traje de cinco a tres días antes del evento donde participarán.  La máquina de coser siendo caprichosa, la discusión con el compañero por utilizar un accesorio comprado y no manufacturado a mano, conformarse con tener una lonjita tímida de más, entre otras quejas, son las que escuchamos, vemos y vivimos si no somos ajenos al ambiente.

Por lo general, Victoria era quien más atrasada iba en todos los programas. Como siempre, su prometido Jingyo era quien la sacaba de todo apuro.

Algunos tienen la NECESIDAD de destacar, ya sea para ganar el primer lugar, demostrarle a algún cosplayer rival que siguen presentes o bien, para tener la satisfacción consigo mismos.  Otros, desean divertirse con sus amigos, convivir y hacer honor a la parte “-play” de la palabra “cosplay”.

También vemos drama, MUCHO DRAMA.
Igual esto ya lo esperaba, pues sigue siendo un reality show y como tal, su formato está hecho  para vender en base al morbo y el drama: discusiones entre cosplayers, guerra de egos, Yaya Han protegiendo su reputación como empresaria-cosplayer-juez, enfermedades a última hora, accesorios rotos, algún prop cayéndose en el pre-jueceo… en fin, también son cosas que pasan querámoslo o no.

A pesar de todo esto que pudiese hacerlo ver como un mal programa, incoherente como él mismo y hecho para una mayoría que no conoce el cosplay de cerca, tiene puntos a destacar:

Más drama en las redes sociales.  Esto gracias a los fans de algunos cosplayers que se confrontaban entre sí y tenían malos entendidos, como el caso entre Becky y Monika; esta última le dijo a Becky que “probablemente era la última persona con la cual haría cosplay”, hablaron en un bar con todas las demás cosplayers del elenco y Monika terminó llorando.

Becky aclaró en su FB que todas las amistades tenían tonalidades y etapas distintas y esa era sólo una faceta de la personalidad de Monika.  Al final, terminaron reconciliándose.

Tampoco podemos dejar de mencionar el lío entre los fans de Yaya  Han y los fans de Jessica Nigri –quien no aceptó salir en el programa-, al decir que “Jessica proyecta el lado vulgar del cosplay”.  Independientemente de la relación entre ambas, pienso que el trabajo de una embajadora, como Yaya se llamó a sí misma, es el unir personas y distintas facetas del cosplay.

Jessica Nigri y Yaya sacaron un video para aclarar la situación posteriormente.

El drama no lo es todo, también están quienes se empeñan por destacar el cosplay como un pasatiempo y diversión, entre ellas, Jessica, Holly, Becky y una muy especial mención a Chloe, quien defendió su punto de vista de los que le dijeron que alguien muy gordo o muy flaco no debería hacer cosplay de Superman.

Les presento a Chloe Dykstra, además de cosplayer, es hija de John Dykstra, uno de los encargados de efectos especiales de Star Wars. Por nada.

Pese a que Holly es la más perfeccionista de las cosplayers que acabo de mencionar, es la que más menciona en el cierre de temporada que “cosplay it’s for fun”.

Becky no lo menciona, pero admite sentirse mejor con amigos y poniéndose en caracter: para que se den una idea, se va a un campo de tiro con arco para practicar, pues en una convención sería Merida, de la película Brave.  Es verdad: el cosplay es para ser un personaje de ficción en un día y divertirse como tal.

Sin importar lo del drama y la pelea de egos, ver este programa puede resultar inspirador para todos aquellos que hacemos cosplay.  Por lo general, me confieso una cosplayer que sólo ha participado en pasarela y no se ha animado a hacer un performance: ver los skits de Heroes of Cosplay, como el de Alice’s madness del Team Atlanta –Yaya, Monika, Riki- y el de Como entrenar a tu Dragón de Holly, Jessica y Becky, entre otros, me anima a querer hacer algo parecido con amigas.  No sólo los performances son inspiradores, Heroes of Cosplay resulta una especie de gran catálogo de distintos y vistosos materiales y técnicas para elaborar accesorios y disfraces, como el famosísimo worbla, por nombrar alguno.

En conclusión, es sólo un programa de televisión.  Ilustrativo, tal vez, pero nada extraordinario.  ¿Me gustó Heroes of Cosplay? Desde la perspectiva de que fue algo que siempre esperé como cosplayer, no.  Pero mirándolo como inspiración para echarle más ganas a este hobbie, sí.  Siempre habrán personas que querrán hacer el cosplay por competición, orgullo o ego, intentando malvibrar a los que queramos diversión, pero en medio de nuestra propia satisfacción, sus pestes no lograrán desviarnos de nuestro objetivo.

Recuerden, “cosplay it’s for fun”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s