Series Animadas que NADIE Vió [Primera Parte]


Muchas veces se nos ha dado en este espacio de recordar viejos tiempos. Darle espacio en la memoria a esas series que nos hicieron la infancia, pero hay que admitirlo, no siempre fueron cosas buenas la que nos ofrecía la TV en su señal abierta, porque fuera de esos bellos recuerdos de lo que nos marcó para toda la vida, sigue manteniendo su status de “La Caja Idiota” y solo hace falta darle un vistazo al paso del tiempo para entenderlo.

Muchas series en realidad llegaban con su “torta bajo el brazo” al momento de querer venderte finalmente su serie de juguetes y muchas veces los conceptos estaban más dirigidos a buscar el dinero de nuestros padres quienes gastaban a la par mucha bilis por los berrinches que hacíamos al pasar por la juguetería más cercana y encontrar lo que nos vendía “subliminalmente” esa serie chatarra que no tenía ni trama ni carisma, pues finalmente era todo lo que podíamos ver y que encontrábamos en horarios populares.

Baby Follies

babyfolliesEsta serie de origen francés nos llegó directo de la mano de Caritele, un bloque de programación infantil que ya hemos mencionado infinidad de veces muchos geeks en esta bonita República de la Banana como el segmento que cambio nuestras vidas. Pero hay que decirlo, no todo lo que nos ofrecían ahí eran joyas, de hecho por todos esos espectadores incautos comenzaron a mezclar sus hits de programación con cosas extrañamente experimentales.

Esta serie era un “mundo alterno” totalmente paródico de algunos cánones de la cultura pop pero en formato de bebés parlantes con voces chocantes. Había una parodia de Elliot Ness, un Superman, bueno hasta había una especie de cabaret donde bailaban nenas con ligera censura en sus nonatos pechos, creo que eso era lo más bizarro que jamás se haya podido imaginar.

Las historias eran regulares, había armas y edificios, todo ambientado en una tierra formada por nubes, porque recordemos que se supone que a los bebés los traía la cigüeña y de dónde más podrían traer a los retoños sino del cielo. Ese señores, era el concepto de Baby Pollies. No recuerdo gran cosa de esta serie, no sé si me parecía graciosa, de hecho regreso a mi banco de memoria después de una noche loca (maldito alcohol, es mi máquina del tiempo).

Lo interesante de su concepto creo que era el hecho de nacer.

En un episodio nuestro héroe el bebé detective Bogard (aunque creo que tenía otro nombre en Latinoamérica) cae en una depresión debido a un mal de amores con su nena, la Marilyn Monroe de este retorcido mundo y decide “dejar esta vida” naciendo y hace un viaje despechado hasta la fábrica de las cigüeñas. Quizás pueda parecerles que esto tendría todo el sentido, sería como si un niño perdido dejara la tierra de Nunca Más y lo que más recuerdo es cómo a los bebés les aterra la idea de venir a este mundo y la verdad NO LOS CULPO.

Lo que si se me hacía gracioso (creo) era la banda de malhechores de la Ciudad Bebé, pues el cabecilla era un bebé barbón que cumplía perfectamente como villano de la serie, y su banda de malhechores empañalados se hacían llamar Los Canallitas, eso estaba cagado, pero no recuerdo más.

canallitas

El mocoso con el parche, en efecto, es el bebé Papone XD

Era muy extraña su construcción y no vendían nada en lo absoluto, pero creo que es de esas series que tenemos muy ocultas si es que las conocimos en alguna ocasión.

Dino Riders

Otra serie más de la que se nos ofrecía en Caritele. ¿De qué trataba? ¡Qué importa! Tenía dinosaurios y eso le reockeaba a muchos de nosotros cuando éramos niños, o al menos esa sería mi idea, porque realmente nadie recuerda de que trataba y solo se recuerdan las figuras de acción que eran el origen propio de esta serie animada.

De lo poco que pude rescatar investigando para todos ustedes es el hecho de que el concepto no estaba tan tirado a la basura y que está ligeramente basado en A Sound of Thunder, una de las creaciones literarias del maestro Ray Bradbury. Obviamente viciando toda la idea y dejando por delante a las criaturas prehistóricas hipotéticas de las que muchas personas seguimos enamoradas, cruzando la idea o pervirtiéndola con el concepto cyber-punk que formaba un producto bélico bastante rentable para la empresa Tyco.

Prácticamente eran las aventuras de un par de pelotones, ya saben, los buenos y lo malos que por alguna razón se encontraban “perdidos” en un planeta prehistórico que nunca nos aclaraba que pudiera ser la Tierra.

Incluso algo bastante hilarante era que tenía una idea era pro-vegetariana muy chusca, pues mientras los malos tenían en su poder a todos los dinosaurios carnívoros para montarlos como viles tanques, los muchachos chichos tenían de su lado a todos los herbívoros quienes al parecer no necesitaban de una herramienta de control mental como los del bando opuesto, ya que, de alguna manera, quizá el poder de la amistad, entendían que los chicos buenos traían buenas intenciones, con todo y que los enfrentaban contra sus enemigos naturales y que los ensillaban cuales mulas de carga.

¡Así es amiguitos, He-Man montando un triceratops!

Los juguetes eran una maravilla pero bastante caros, porque evidentemente no eran figuras de tamaños pequeños.

Todos los niños de los 90 soñamos indefinidamente con que en alguna navidad o día de reyes apareciera una enorme caja con un tiranosaurio con cañones con nuestro nombre.

Solo hay que ver estos juguetes y llorar por los viejos tiempos T-T

Creepy Crawlers

En serio, no sé que tomé para recordar esta serie. Creepy Crawlers era de esos experimentos comerciales de rating televisivo bastante malitos.

Curiosamente partía de un concepto muy diferente a su producto y que al mismo tiempo buscaba explotar la mecánica de una serie ya por todos conocida: Las Tortugas Ninja.

La historia nos hablaba de un chico, Chris Carter quién crea por accidente  unos mutantes simpaticones y musculosos con un horno mágico que evidentemente era el juguete del que nacía está tomada de pelo.

Este chico, cual April O’Neil, era el nexo de estos monstruos con el mundo exterior y  combatían a otros mutantes creados del mismo aparato por su malvado amo, el profesor Googengrime, quién no era un científico loco o un experto en reanimación biológica, para nada, simplemente era un mago fallido que era dueño de una tienda de artículos de magía y al parecer bromas baratas, con lo que se convierte inmediatamente en el villano más triste de los 90.

Aunque si vemos el concepto de creación de lejos pudiera parecer un concepto pokemonesco que ahora, si lo retomara alguien con paciencia, podría sacarle provecho.

El chico protagonista me recuerda mucho a Marty McFly y dudo mucho que haya sido una simple coincidencia.

Por todo lo demás ustedes verán una mala imitación de la serie TMNT original. Con cada episodio iban apareciendo más aliados y esto desde luego con la intención de vender también las figuras de acción y ya no limitarse al hornito mágico para niños.

Por cierto ¿y qué pasa con ese juguete?

Recordarán que los hornos de fantasía para niñas servía para hacer comida miniatura medianamente comestible, por tanto el horno para los  niños tenía que ser bizarro, de colores “masculinos” y tener un propósito agradable para su público target. Cuál sería mejor objetivo que hornear tus propios monstruos de goma con él.

Además, las ya mencionadas figuras de acción basadas en la serie animada traían consigo una plantilla para hacerles accesorios extras con tu “hornito para machines” así que con eso lograban el double play sin problema… o al menos así hubiera sido porque los personajes de la serie no eran muy carismáticos, ni siquiera porque las figuras tenían centro liquido como en la animación. Al menos en todos mis años mozos nunca vi esas figuras en juguetería alguna de la antigua Valladolid y sinceramente no los hubiera buscado, el horno necesitaba enormes baterias D, la pesadilla en cualquier juguete de nuestra infancia.

Reboot

Si me duele que nadie haya visto esta serie, prácticamente podría ser el hiatus en las conversaciones geeks.

Fue de las primeras series animadas completamente en CGI con una temática que iba a la par de su concepción. Pero sinceramente el diseño de los personajes fue uno de sus talones de Aquiles y  hasta la fecha, cuando la llego a mencionar en pláticas clavadas, más de uno de mis camaradas me pregunta qué diablos era.

La historia nos contaba las aventuras de Bob, una especie de “cadete” que llega a la ciudad de Mainframe para combatir la amenaza de Megabyte, una criatura virtual programada para traer el caos sobre la ciudad con enormes eventos que se instalan desde las alturas amenazando arrasar zonas de esta ciudad poligonal.

Ahí nuestro protagonista conoce a Dot Matrix, hija del creador de Megabyte, quien atiende un  restaurante llamado Dot´s Dinner junto con su hermano, el hiperactivo Enzo, quién se adentra a cada oportunidad en estos enormes eventos que en realidad son juegos y así ganarse algún día el título de cadete y guardián de Mainframe como Bob, quién es su héroe y quizá futuro cuñado.

Con cada aventura se desarrollaban muchas dinámicas interesantes que en realidad no entendíamos los niños de aquellos tiempos cuando aún en las preparatorias y universidades se enseñaba lenguaje Pascal o Turbo Pascal y en algunas incluso lenguajes mucho más arcaicos ya obsoletos en nuestros días.

Es más creo que hasta ahora a muchos ese último párrafo les ha de haber parecido estar escrito en chino y no los culpo.

Esa era verdaderamente la falla de Reboot, aunque con todo y eso se transmitió y produjo desde el año de 1994 hasta el 2004. Pero en México no llego más que a los dos años de transmisión ininterrumpida.

Los conceptos informáticos eran usados de manera simbólica y con eso armaban la historia y su mundo. Ahora con más conocimiento entiendo que esos juegos eran mandados por usuarios humanos y en realidad Bob y la fuerza de protección de Mainframe eran la inteligencia artificial que sale a nuestro encuentro en cada título para ponerle reto al asunto.

La ciudad de Mainframe.

La ciudad de Mainframe.

Mucha gente vería con otros ojos esta propuesta, porque nos resultan divertidas las referencias pues hay quienes no podemos vivir sin una dosis de ellas en los productos que consumimos, incluso perdonamos conceptos totalmente contradictorios, sino me creen ahí tienen el síndrome que ha desatado My Little Pony: Friendship is Magic.

Había guiños a juegos de la época, pero pasaron desapercibidas para nosotros porque la mayoría no éramos PC gamers, lo nuestro eran las consolas caseras, pero incluso los directores canadienses entendieron eso y metían referencias a juegos de formato casero, aunque no fue suficiente para captar más la atención del público mexiquense que estaba en vías de crecimiento todavía y con los ojos fijos en el anime que llegaba de a poco a nuestras pantallas.

Esta producción fue sofisticando al mismo paso que su materia original intentando seguir al día en cuanto a terminología.

Bob (que me parece el peor nombre para un protagonista, sinceramente) desaparecería en un juego que es ganado por el usuario y se convertiría en un héroe de leyenda rara ves visto. Luego Enzo crecería y se encontraría con nuevos guardianes para hacerle frente a las peticiones del usuario en un Mainframe post-apocalíptico. Los personajes evolucionaron pero le perdimos la pista y ahora que les comparto estas líneas, me nace la necesidad de verla de nuevo para ver qué pasó con esa historia.

Por ser pionera los modelos de animación eran muy tiesos, las texturas eran completamente planas siendo lo más elaborado las escasas fuentes de luz y las construcciones de la ciudad y los niveles de videojuego.

Así que ya lo saben, hubo muchas cosas que no vimos y no todo lo que nos llegó en la infancia era bueno, así como en la actualidad. Y al mismo tiempo hay cosas que merecen ser rescatadas y valoradas.

Desempolvar viejos recuerdos no nada más es “cosa de viejitos”, se puede construir algo que en nuestros días sería interesante. La idea principal de la remembranza es divertirnos, no cerrarnos a lo nuevo.

Así que no se pierdan la siguiente entrega de Series Que Nadie Vió porque tenemos cosas muy interesantes y bizarras en el tintero para ustedes.

Anuncios

14 Respuestas a “Series Animadas que NADIE Vió [Primera Parte]

  1. muy buen articulo engel, con ello se nota la edad no jodan de esta series solo recuerdo baby pollies que la veia me parecia divertida pero no relevante y la de reboot la veia a veces pero quizas por la edad jamas la comprendi del todo y habia momentos que me llego a aburrir en cuanto a las otras dos creo que de dino riders solo recuerdo los juguetes y de la otra no hay ningun recuerdo jamas supe de su existencia

    • Así pasó en verdad brother!
      Practicamente esta serie de artículos están dedicados a muchas series que quizá alguién vió, pero que son cero memorables.
      Espero que las sigueintes series les muevan algo en su subconciente y que les sea agradable el viaje nostálgico 😀

  2. Excelente articulo Engel!!! Grandes series, Reboot es una de mis series favoritas y manejaban muchos conceptos que en su momento no entendia pero al leer y estudiar sobre computacion me di cuenta de por que usaban esos conceptos. Espero que menciones otra de mis series favoritas Darkwing Duck.

    • Claro brother! Justamente de ese pato anduvimos hablando con unos amigos y su cara de extrañeza fue indescriptible.
      Espero que las siguientes series sean de sua grado también junto con el bonito ranteo 😀

  3. Reboot!!! Me encantaba ver esta serie, creo que la pasaban en Discovery Kids. Me encataba verla aunque la verdad nunca entendía los conceptos de los que hablaban. Mi capitulo favorito es cuando Enzo pierde y para salvarlo la chava lo hace pasar por un virus, o algo asi.

    • Se ponía bien intesa y nerdosa esa serie. Si tienes oportunidad de checarla de nuevo no pierdas la oportunidad. Yo si quisiera saber que pasó después 😀

  4. Yo sí vi Reboot y estaba bien chida, siempre supe que ponían videojuegos, aunque no veía claramente las referencias a vidoejuegos de consolas caseras pues andaba morro.

    La serie la seguían pasando, como bien ya mencionaron, en Discovery Kids y duró un buen rato, era buen complemento cuando veias las tandas de anime de la tarde de Cartoon Network, seguido de Fox Kids y en la nochesita Reboot.

  5. La unica que no recuerdo es la de dinoriders … babypollis era rara muy rara, reboot primero era buena luego se puso aburrida y luego no estoy segura como todo acabo tan mal que hicieron un salto de 7 años era buena serie, me acuerdo que el hornito de los creepycrawlers me lo regalaron un cumpleaños no dire mas al respeto exepto que resulto mas divertido de lo que parecia

  6. Inche engel me haces parecer ya ruco hahahaaha xD… la de los dino recuerdo los comerciales, la de los bebez recuerxo haverla visto aqui y aya, pero reboot… desde que se estreno en canal cinco(wuey en el año del casette) y no me perdi nungun capitulo asta que fue quitada… nota la serie fue cancelada en la cuarts temporada, pero a pedido de los fanes. Se recaudo firmas(y feria) para completar una quinta temporada. Otra nota, el mismo estudio que creo reboot creo transformers beast wars…

  7. Y con esto me doy cuenta de lo vejestorio que estoy xD … recuerdo cada una de las caricaturas mencionadas, no me atrevi a dar play al video de Baby Pollies, si he de ser honesta eventualmente me viene a la cabeza la tonadita esa de “be be be beibi, beibi polis” la cual me tortura constantemente ya que no se de donde sale ._. creo que suprime algun recuerdo de esa epoca, o simplemente se me quedo bien clavada en el subconsciente por mera diversion.

    Buena entrada … me hizo viajar xD

  8. Que viejo soy. Todas estas series las vi en su totalidad. Las primeras pertenecían al ciclo de caritele cuando comenzo a perder fuerza y la última salió en canal 5, a raíz del éxito de Beast Wars.
    Kasandra con K tiene razón, reboot empezó muy aburrida, pero ya que le agarrabas ritmo, la serie tenía un aire adulto bastante novedoso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s